¡Un blog se alimenta de tus comentarios!

domingo, 15 de diciembre de 2013

349/365

Hoy es momento de enseñar otra mujerona, esta vez una de esas que echan de menos en su regazo el calor de una vida pequeña y lo satisfacen acompañándose de un pequeño canino, sin dejar, en algunas ocasiones que este no toque jamás el suelo. A destacar las redondeces y la joyería que las envuelve. El resto se presupone.