¡Un blog se alimenta de tus comentarios!

miércoles, 18 de diciembre de 2013

352/365

Gracias a la tecnología podemos venos a nosotros mismos experimentando con los primeros pasos, las primeras caídas. Creo que no conozco a nadie que recuerde sus primeros pasos, la primera vez que decide erguirse e imitar en plenitud a sus semejantes.
En este dibujo parece que el personaje ya lleva un tiempo practicando y empieza a controlar eso del equilibrio, a mitad de paso parece que no va a caerse, aunque está claro que muy seguro tampoco está.
Se ve que yo tardé en empezar a caminar, no hay pruebas, y tú ¿lo recuerdas?